10 consejos para un marketing exitoso!

10 consejos para poner en marcha en el momento de la creación de su empresa (e incluso si se trata de una segunda actividad), y para actualizar cada año.

Cualquiera que sea su nivel de actividad, seguramente encontrará inspiración allí.

¿Cómo tener éxito en su estrategia de marketing?

Si la profesión de fotógrafo te hace soñar, vivir de ella no es tan simple como parece.

Las tecnologías digitales y la simplificación del estatus profesional han facilitado el acceso a esta profesión, por lo que hay naturalmente más ofertas hoy en día (y cualquiera que sea la especialización: fotografía social, corporativa…).

Más allá de estar presente en el mercado, para vivir bien de él, hay que saber destacar, comunicar y potenciar la marca.

No se trata de hacer tu lugar reduciendo el de los demás, me gusta creer que el marketing puede ser ético

Se trata de encontrar tu lugar entre los otros fotógrafos, proponiendo tu propia marca.

Cada uno de nosotros tiene su historia, sus orígenes, su formación técnica, y todo ello configurará nuestra visión y nuestra forma de interactuar con los demás (clientes, socios…), no puede haber dos personas como tú.

Lo importante es saber identificar su valor añadido.

marketing 360
marketing 360

Pasos para tener un Marketing Exitoso

Estos consejos te darán una amplia lluvia de ideas para mejorar el marketing, también puedes consultar este enlace y ver los consejos y de un gran experto en el tema.

1. Desdramatizar

La palabra”MARKETING” tiende a ser usada en todos los sentidos, para algunos es sólo una mentira, para otros es una ciencia oculta y compleja, o incluso una palabra”bonita” para camuflar técnicas de venta poco éticas…. Mientras que el marketing, el verdadero, sólo te quiere bien!

En realidad es un conjunto de técnicas que le ayudarán a construir su marca (sus productos y servicios), darla a conocer y promoverla.

Establecer una estrategia de marketing es esencial para tener la visibilidad y la notoriedad necesarias para hacer de su pasión, su profesión.

Esto requiere que se tome su tiempo para sentar las bases correctas para su estrategia de marketing.

Póngase cómodo y tómese el tiempo para realizar los siguientes pasos…

Conviértete en un profesional gracias al marketing digital.

Aprende a darte a conocer y crea una comunidad activa y leal que te recomiende!

2. Conociéndonos el uno al otro

Antes de buscar su estilo artístico, antes de pensar en cómo destacar, o darse a conocer, debes saber quién eres (es decir, de dónde eres) y hacia dónde quieres ir (tus objetivos).

Son estas prerrogativas las que definirán tu estrategia y marcarán el tono de tus comunicaciones.

Conocerse a sí mismo es saber qué cualidades, qué valores deseo proponer y divulgar en mi empresa.

Si tuvieras un mensaje para transmitir, ¿cuál sería? Creo que esta es la etapa más difícil, y la que muchos están viviendo (y vivirán sin ella).

Esta investigación, incluso podemos hablar de introspección, requiere que nos alejemos de quienes somos y no es ni cómoda, ni sencilla, ni en nuestros hábitos. Pero es necesario.

Todas las grandes empresas que tuvieron éxito tenían un motor, un mensaje (por ejemplo, para Apple, es el famoso”Think Different”, por lo que todos sus productos son pensados de manera diferente a lo que ya existe, porque su motor es romper el status quo).

3. Objetivo

Esta información es vital para cualquier empresario, siempre que lo haga bien, una vez más.

El apuntar a un objetivo no es auto-restricción.

Apuntar es saber con quién quiero trabajar, quién corresponde a mis valores, a mi autenticidad, a mi estilo, en definitiva, a mi marca.

No basta con decir que mi objetivo es: todas las personas que probablemente se casarán y tendrán el presupuesto para pagar por mi desempeño.

Al describir su objetivo de cliente, tiene que ser muy específico.

No puedes complacer a todos, es inevitable. Podríamos también poner todas las oportunidades de su lado comunicándonos con aquellos que pueden entendernos, o reconocernos a nosotros mismos en nuestras palabras.

4. Se consistente

Una vez que conozcas tu objetivo y hayas definido las directrices de tu marca, deberás definir su modelo de negocio.

En otras palabras, ¿cómo quiere ganarse la vida, qué productos y/o servicios quieres comercializar?

En lugar de centrarte en el producto, es importante centrarte en tu cliente potencial.

Y ahí es donde el trabajo que hicimos antes tiene sentido, ya que sabemos exactamente con quién estamos hablando, y qué valores queremos transmitir!

5. Causando impacto

Para tener impacto, todos los elementos visuales que utilizará deben tener sentido para tus clientes objetivo, y por lo tanto estar en total coherencia con los valores de su empresa y su línea editorial (y sí, las palabras también tienen su importancia).

Todos estos elementos forman tu”branding”, no es sólo tu logotipo, es también el diseño de tu sitio web, las fuentes, los folletos de presentación, los colores que vas a utilizar, el embalaje de tu llave USB, los productos que vas a vender….

Tener impacto es transmitir una imagen de marca que no deje indiferente, una imagen profesional, clara e identificable.

Para crear su marca, necesitas preguntarte claramente los pasos anteriores, pero estas opciones también están motivadas por:

Tus gustos. Es imperativo que te guste tu carta gráfica, que te sientas bien y que estés preparado para ver estos elementos y usarlos por un tiempo.

Los códigos visuales de tu cliente objetivo.

No podemos elegir sólo un visual que nos satisfaga, es necesario que éste esté en sintonía con los lugares, los socios, los hábitos de sus clientes.

La idea es aumentar la eficiencia. Si tu tarjeta de visita está rodeada de otras tarjetas, tu cliente potencial debe instintivamente tomar la suya.

La imagen de marca y los valores de la empresa se transmiten a través del logotipo

6. Estar presente en Internet

Es obvio, ¿no?

Antes de una compra, o para cualquier investigación, ¿cuál es su primer reflejo? ¿Google? ¿Una solicitud a tus contactos de Facebook? tu presencia en Internet es esencial pero, como todo lo demás, debe ser profesional, reflexiva y coherente con tu imagen de marca.

Sitio web y/o blog?

Estas dos herramientas no tienen la misma vocación y no se alimentan de la misma manera.

De hecho, un sitio web tiene para mayor interés para mostrar tu trabajo / tu cartera.

Debe reforzar la imagen de su marca, por lo que su diseño debe ser limpio, ergonómico, y en los colores de tu marca.

Un sitio optimizado estratégicamente sólo muestra las imágenes y servicios que deseas vender.

El blog tiene la ventaja de poder ser actualizado mucho más a menudo y así indicar regularmente a los motores de búsqueda que existes y que eres muy activo!

Un blog es un poco como un periódico, debe decir sus actividades, incluso si no estás exactamente en fase donde quieres vender.

7. Redes Sociales

Su presencia en la red también puede hacerse a través de redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Linkedin…) o profesionales.

No es necesariamente necesario estar en todas partes, hay que equilibrar estrategia/tiempo disponible/objetivo y objetivo a alcanzar.

Sobre todo, usted debe estar donde están sus clientes potenciales (o un gran número de ellos)!

De hecho, lo importante es estar realmente presente en esta (o estas) red (s) con el fin de aprovechar y crear una verdadera comunidad activa y comprometida en torno a su marca.

Esto significa publicar regularmente, tener una línea editorial clara, responder a sus comentarios, compartir, cuestionar…

En resumen, crear una interacción real con sus”suscriptores”.

Cada red tiene sus propios códigos y es importante conocerlos y respetarlos.

Si en Facebook publicar una vez al día es el máximo indicado, en Twitter puedes comunicarte fácilmente tres veces al día, por ejemplo.

Sobre esta información puedes consultar más en marketing 360 y enriquecer tus conocimientos.

08. Calidad, servicio al cliente y lealtad

Cualquiera que sea el campo de actividad, el primer año es el más difícil porque todavía no tiene un recetador.

Nadie (o poco) que te recomiende a otros, o que te ordene de nuevo.

Por lo tanto, es esencial, desde el principio e incluso antes (al crear su portafolio con sesiones contra intercambio de publicaciones), mimar a sus clientes (y modelos).

Tus clientes son las primeras personas que probablemente lo recomendarán.

De hecho, conocen su forma de trabajar, tus productos, ¡son prescriptores potenciales! También puedes ayudarles a recomendarte invitándoles a hacerlo, creando ofertas comerciales dedicadas si lo deseas, o recordándoles de tu existencia de forma cordial y regular a través de un boletín, una carta de aniversario…

 

La satisfacción del cliente es una garantía de calidad para sus clientes potenciales, que puede mostrar en su sitio web, en sus folletos y activando avisos en sus cuentas de Facebook y/o Google+. ¿Alguna vez has consultado opiniones sobre un restaurante, un hotel o un producto antes de comprarlo?

Esto es un reflejo a tomar porque los clientes no siempre lo hacen espontáneamente (por timidez, falta de tiempo o cualquier otra razón), pedirles”feedback” (no necesariamente que lo publiquen), podrás pedir su autorización a posteriori) para conocer tus puntos fuertes, establecer tu confianza en ti (sí siempre haces bien al ego un cliente feliz) y si es necesario saber cuáles son tus ejes de progreso o las pequeñas cosas a mejorar.

Cuida tu relación con el cliente de principio a fin.

9. Encontrar el equilibrio

Incluso diría que encuentres tu equilibrio. Si algunos prefieren vivir sólo de la fotografía, otros privilegiarán la”comodidad” o el deseo de combinar dos actividades, a veces sólo al principio, a veces es una elección de vida.

Cualquiera que sea su equilibrio, no te mates en la tarea, trata de ser efectivo con una estrategia bien enfocada, para mantener el tiempo para ti y para tu vida social…

¡y también para sus proyectos personales!

10. Creer en ti mismo

Al igual que cualquier otra empresa, tu has invertido en I+D (Investigación y Desarrollo) para encontrar tu especialidad, identificar su estilo, optimizar tu flujo de producción, has invertido en equipos (fotografía, informática…), formación, o incluso en tu marketing (página web, tarjetas de visita, packaging…).

 ¡llega un momento en el que tienes que empezar!

Todo nunca será perfecto.

No hay un buen momento.

El marketing no lo hará todo…

 

Confía en ti mismo.

No tiene sentido hacer lo mismo que los demás porque parece funcionar.

Sal de los caminos trillados y crea tus propios códigos.

Si lo haces con plena conciencia, si asumes tu valor añadido, tus elecciones, sabrás naturalmente cómo venderlas y encontrar clientes que se parezcan a ti.

Cada día es una nueva aventura, un pequeño paso hacia tu meta. ¡Manténgalo a la vista y adelante!